Skip to content
Noticias Nacionales

República Dominicana refuerza su frontera con Haití por conflicto por el río Masacre

7 de septiembre de 2023

La tensión entre República Dominicana y Haití por la construcción de un canal para desviar el agua del río Masacre, que separa a ambos países, ha llevado al gobierno dominicano a aumentar su presencia militar y cerrar el paso fronterizo de Dajabón, el más importante para el comercio bilateral.

Un canal que genera controversia

El conflicto se originó el pasado viernes, cuando el Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana solicitó a las autoridades haitianas que detuvieran de inmediato la construcción de un canal en el lado haitiano del río Masacre, que tiene como objetivo trasvasar el agua hacia zonas agrícolas de Haití1.

Según República Dominicana, ese proyecto viola los tratados fronterizos firmados por ambos países en 1929, 1935 y 1936, que establecen que los límites entre los dos países son “definitivos, inamovibles e innegociables” y que el río Masacre es un recurso compartido1.

Además, República Dominicana expresó su preocupación por los potenciales efectos negativos que la obra podría causar a los productores agrícolas de ambos países, al alterar el caudal y la calidad del agua del río1.

Por su parte, el primer ministro de Haití, Ariel Henry, afirmó que el proyecto no es gubernamental, sino una iniciativa privada, y que envió una delegación del Ministerio de Interior a la zona para buscar una solución definitiva a la situación1.

Una respuesta militar y diplomática

Ante la falta de acuerdo entre las partes, República Dominicana decidió este jueves reforzar su frontera con Haití, enviando tropas, equipos blindados y máquinas hidráulicas a las cercanías de la línea divisoria1. Asimismo, cerró el paso fronterizo de Dajabón, por donde se realiza el mayor intercambio comercial entre ambos países2.

El director general de la Policía Nacional de República Dominicana, mayor general Edward Sánchez González, aseguró que la medida tiene como objetivo garantizar la seguridad y la soberanía nacional, y que se mantendrá hasta que se resuelva el conflicto por el canal2.

El gobierno dominicano también convocó al embajador de Haití en Santo Domingo, Smith Augustin, para expresarle su rechazo al proyecto y solicitarle una respuesta oficial de las autoridades haitianas3.

Un escenario de crisis y cooperación

La disputa por el río Masacre se produce en un contexto de crisis política, social y humanitaria en Haití, tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio pasado y el terremoto de agosto que dejó más de 2.000 muertos y miles de damnificados3.

República Dominicana ha brindado ayuda humanitaria a Haití tras estos sucesos, enviando alimentos, medicinas, equipos médicos y personal de rescate3. Sin embargo, también ha endurecido sus medidas migratorias y de seguridad para evitar una posible oleada de refugiados haitianos hacia su territorio3.

La frontera entre República Dominicana y Haití tiene una extensión de unos 380 kilómetros y es una de las más pobres y conflictivas del continente americano. Ambos países comparten la isla La Española y tienen profundas diferencias históricas, culturales, económicas y sociales.